The Legend of Zelda: 25 años de encanto



OMR Madrid - 20/11/2013 0:05 h

Zeldaheaderdiosasgif

Once upon a time in the land of Hyrule, everyone was OK and everything was cool, until the Dark Prince Ganon appeared and said: ‘THE TRIFORCE IS MINE AND EVERYTHING IS DEAD!’

No se me ocurre ninguna introducción mejor que esta cita de cierto Youtuber para presentar mi artículo. Soy Elzhevir, nuevo redactor de OMR, y para mi primer artículo en esta web he elegido un tema que me apasiona. Con motivo del lanzamiento del Hyrule Historia en España el viernes pasado y del próximo A Link Between Worlds, me gustaría hablar un poquillo de los más de 25 añazos que lleva la increíble serie de juegos de The Legend of Zelda conquistando corazones de todo el globo.

No fue mi primer contacto con los videojuegos (Pokémon Rojo, con seis añitos… aish) ni tampoco la saga que me cautivó tanto que me convirtió en Gamer (Golden Sun), ni tampoco la saga que más me enganchó desde el principio (Fire Emblem), pero, sin duda alguna, puedo declarar que The Legend of Zelda es mi saga de videojuegos favorita, por diversas razones.

Por si alguno de los lectores no está familiarizado con los Zeldas, como se les conoce comúnmente, diré que se trata de una serie de juegos de aventura gráfica con toques roleros creada por la compañía japonesa Nintendo a finales de los años 80. La peculiaridad de la serie es que todos y cada uno de los episodios son variantes del mismo concepto, pero manteniendo el mismo núcleo y el mismo espíritu: En un mundo creado por tres diosas, cada una de ellas lega su poder, su sabiduría y su valor en forma de un triángulo dorado. A los tres triángulos juntos se le conoce como la Sagrada Trifuerza, un objeto de propiedades omnipotentes. Por lo tanto, es un bien codiciado por una variedad de villanos, sobre todo por el antagonista principal de la serie: el Rey Oscuro Ganon. Este hombre, en sus ansias de poder, suele incapacitar o secuestrar a la heredera de la familia real del Reino de Hyrule, protectora de la Trifuerza, la princesa Zelda, para hacerse con el control absoluto. Y ahí es donde surge el Chaval de Verde: Link, el protagonista y héroe de toda la serie. Gracias a su ingenio, sus habilidades y sobre todo su valor, es capaz de superar una gran cantidad de retos, vencer peligrosos enemigos y acumular objetos sagrados con tal de darle su merecido a Ganon o al villano de turno, devolver a Zelda a su estado común y recuperar la paz en Hyrule.

Pero ese trasfondo no es lo único que tienen todos los episodios en común. El Reino de Hyrule y sus aledaños, o variantes del mismo, son el escenario principal, variando su estructura geográfica en cada uno. También aparecen personajes sospechosamente parecidos en cada una de las entregas y la estructura de mazmorras es un elemento común de la saga. Poco más puedo decir para introducir novatos dentro del universo Hyliano.

En fin, ahora que todos los lectores sabrán de lo que hablo, hay muchas cosas sobre las que me encantaría disertar, pero, ya que no me gusta resultar pesado, fundamentalmente os revelaré el porqué de mi cariño hacia esta fantástica saga.

header_the-legend-of-zelda-ocarina-of-time-3d

En primer lugar, hablaré sobre el universo de The Legend of Zelda. He visto pocos universos videojueguiles más desarrollados, más trabajados o más depurados que Hyrule. Me explicaré. En estos 25 años, revelando en cada entrega un poco más sobre la localización y la historia del universo donde moran Link y sus paisanos, los desarrolladores han conseguido, literalmente, insuflarle vida a una tierra que nos es exótica pero también conocida a partes iguales. En la primera entrega (The Legend of Zelda) nos encontramos con una región casi deshumanizada, con un sinnúmero de monstruos pululando por ahí, y en medio tenemos a Link, con el único objetivo de salvar a (¿su amada?) Zelda de las garras de Ganon. Al ser un juego de la NES, es obvio que la cosa quedase ahí, con Hyrule como un terreno que atravesar hasta llegar al fin último. Pero, ya más adelante, en entregas como A Link to the Past u Ocarina of Time, los desarrolladores nos regalan un Hyrule con encanto, vida y detalles mucho más frescos. Nos presentan regiones como el Lago Hylia, la Montaña de la Muerte o los Bosques Perdidos, que a partir de entonces serán siempre parte del eterno Hyrule; Link se encontrará con personajes pintorescos, algunos amables, otros más hostiles y veremos unas mazmorras más elaboradas e incluso temáticas. Se introducirán elementos tan característicos como las Grandes Hadas, la Espada Maestra y las razas que pueblan el reino. Pero sobre todo, vamos atisbando ciertas pistas sobre la cohesión de Hyrule a través de los tiempos: Se nos presenta la tríada de Diosas Nayru, Din y Farore con el mito de la creación de Hyrule y al adentrarnos más los juegos nos vamos dando cuenta de que no solamente son variaciones del mismo concepto: Cada entrega nos enseña un Hyrule en un punto temporal determinado y conectado con los otros.

Y este factor se ha convertido en uno de los puntos fuertes de la saga: Cada nuevo episodio de The Legend of Zelda que Nintendo lanza al mercado nos muestra un Hyrule distinto, pero que en el fondo siempre es el mismo, inmutable al avenir de los tiempos. Somos testigos de su nacimiento en Skyward Sword, en el que la Dama Hylia arranca a su gente, los Hylianos, de la tierra y encierra al Mal Primigenio, al que más adelante Link (¡El primer Link!) dará muerte, comenzando la leyenda. Después, somos testigos de su apogeo en Ocarina of Time, en el que se conoce el origen de la Trifuerza, aparecen los Siete Sabios y la primera encarnación de Ganon y se asientan las bases para el resto de episodios. Y no solamente eso: la línea temporal cambiará según el resultado de la contienda final entre Link y Ganon.

GanonTP2

Si Link fracasa, se nos presenta un Hyrule decadente y hostil, comenzando en A Link to the Past y finalizando en The Adventure of Link. Si Link vence a su némesis en Ocarina of Time, será devuelto a su niñez, abriendo dos líneas temporales distintas: Una en la que Ganon es apresado y ejecutado antes de su conquista, comenzando en Majora’s Mask y acabando en Four Swords Adventures, y otra en la que muere después de la contienda y las Diosas inundan Hyrule, comenzando en The Wind Waker y acabando en Spirit Tracks. En la primera línea tenemos un Hyrule más vivo y colorido, pero con sombras acechantes desde cualquier rincón (como veríamos en The Twilight Princess), y en la segunda línea Hyrule es sustituido por un océano, pero con notables reminiscencias de su anterior gloria.
En todo el conjunto de los episodios de la saga The Legend of Zelda los desarrolladores han conseguido respetar los detalles y atar todos los cabos posibles para que veamos un universo no solamente exótico y cohesionado, sino también para que nos sintamos a gusto viviendo aventuras en él y para que lo veamos nacer y crecer, pero siempre siendo el mismo Hyrule que nos enamora, con todas sus peculiaridades y gracias. Todo esto nos da una imagen de la saga como algo vivo, no sólo como un método de entretenimiento para días ociosos.

zeldaliragif

Otra cosa que me encanta es el apartado artístico, sobre todo en el ámbito musical. Koji Kondo, el compositor de la BSO de la serie, nos regala una banda sonora de una calidad magnífica. Desde las primitivas composiciones MIDI de los primeros juegos hasta las piezas orquestrales que suenan en Skyward Sword, pasando por las canciones cortas que puede tocar Link con los distintos instrumentos disponibles en la saga, la música que acompaña al héroe en su aventura se funde perfectamente con el ambiente fantástico de Hyrule. También es dignos de mención el diseño de personajes, de personalidades marcadas y diversas. Hay caracteres recurrentes como Impa, los Goron, los Zora, Tingle o el Rey Daphness cuya personalidad es abrumadora, y otros que siempre se mantendrán en nuestra memoria, ya sea por pesadez o por cariño: los Ayudantes. Integrados por Navi, Taya, el Mascarón Rojo, Midna, Linebeck, la Zelda Fantasmal, Ezero y Fay, estas personalidades tienen la misión de ayudar a los diversos Links en su empresa, ya sea dándoles consejos, avisándoles y sirviéndoles de apoyo. Link no podría sobrevivir sin ellos (quizás quitando a Navi), y cuando se despide de ellos al final de los episodios siempre nos hace lagrimear un poquillo. Pero, por supuesto, no nos podemos olvidar del trío de protagonistas, sin cuya presencia los juegos serían inconcebibles: Los tres portadores de la Trifuerza. Link, Zelda y Ganon siempre serán el núcleo de The Legend of Zelda. En algunas entregas son silenciosos, en otras son inocentes, en otras son serios, pero en todas son inolvidables. Es un tema sobre el que se podría hablar mucho más de lo que presento aquí, pero eso lo dejaré para mejor ocasión.

Zeldalinkganongif

Por último, otro de los puntos fuertes es la variación. Como dije antes, cada episodio de la saga es una variación del mismo concepto, tal como es una leyenda. A medida que una leyenda va pasando de generación en generación, varía tanto su forma de contarla como los detalles de su historia. El mismo caso es el que estoy presentando aquí. Cada juego es una variación. Varía tanto la forma del mundo, como el diseño de los personajes y los detalles de la historia de cada juego, pero mantiene la esencia. Mantiene a Link, a Zelda, al heredero del Heraldo de la Muerte (Ganon, Vaati o los otros que aparezcan), la Espada Maestra que pasa de Link a Link, las razas, la Trifuerza… en fin, mantiene la Leyenda, con distintas pinceladas de historia, de música, de colores según el episodio. ¿No creéis que es algo realmente increíble?

Podría pasarme horas hablando sobre estos temas, pero prefiero que escribáis en los comentarios lo que os guste y que podamos hablar sobre ello.
Espero que os haya gustado leer mi artículo. ¡Y recordad comunicarme en los comentarios vuestras opiniones sobre la saga! Estaré encantado de leerlas.

Y, música: http://www.youtube.com/watch?v=6Qp-ypYp6rQ

headerfinal

ACTUALIZACIÓN: A quien le interese, os dejo un enlace a una web que explica con mucho salero la cronología oficial de The Legend Of Zelda: http://www.buzzfeed.com/legendofzelda/the-legend-of-zelda-a-timeline

2 thoughts on “The Legend of Zelda: 25 años de encanto

Avatar
Joao Pedro el 27 noviembre, 2013 a las 17:31 dice:

Magnifico resumen de la leyenda del elfo cabezón de gorro verde! (o hasta a veces multicolor!) Dan ganas de rejugar a los juegos solo para comprobar lo escrito, había detalles temporales a los que no había caido!

    Elzhevir
    Elzhevir el 27 noviembre, 2013 a las 23:07 dice:

    Vaya, ¡gracias!
    Por simple curiosidad, qué detalles fueron esos? A lo mejor puedo aclarártelo del todo! ^^

Deja un comentario