Review: The Legend of Zelda, A Link Between Worlds



OMR Madrid - 21/01/2014 0:03 h

The_Legend_of_Zelda_A_Link_Between_Worlds

Mucho tiempo llevábamos los jugadores de 3DS anhelando un Zelda original para nuestras portátiles. El remake del siempre disfrutable Ocarina of Time no era suficiente para los fans de la saga, por lo que Nintendo puso toda la carne en el asador arriesgándose con esta nueva entrega de las aventuras de Link.

A Link to the Past es un hito en la saga. Las horas que le eché en la SNES (y más recientemente, en la GBA) fueron únicas, por eso miraba con recelo A Link Between Worlds, debatiéndome entre la ilusión de volver a ese Hyrule que tanto me había enamorado y el miedo a la decepción, ese run run que aparece cuando Nintendo se la juega de esa manera.

A Link Between Worlds es una obra excelente, una compra obligada para todo aquel que tenga la portátil de Nintendo. El mimo que han inculcado al juego se nota en cada esquina de ese mundo que volvemos a ver de manera cenital (y a 60 fps, todo sea dicho).

 

A Link to the Past vs. A Link Between Worlds. Fuente: http://leviathyn.com/
A Link to the Past vs. A Link Between Worlds. Fuente: http://leviathyn.com/

El argumento nos es familiar: Hyrule vuelve a ser amenazado, esta vez por el malvado y obsesionado por la belleza Yuga. Los descendientes de los Siete Sabios han sido encerrados en cuadros, lo que provocará el caos en la tierra de las Tres Diosas y en Lorule, su contraparte oscura. Link, aprendiz de herrero, deberá demostrar su valía para reclamar la Espada Maestra, y devolver el equilibrio a los dos mundos.

La principal novedad del juego reside en la total ruptura de la típica linealidad de la saga. Casi todos los objetos estarán disponibles en alquiler (con opción posteriormente a compra) en la tienda de nuestro nuevo colega Ravio, una persona tan maja y campechana que, como premio por dejarle nuestra casa, nos la convertirá en una improvisada tienda.

¿Qué se consigue con esto? Pues que los templos se puedan hacer en el orden que queramos. En las puertas se nos indicará qué objeto es esencial si queremos completarlos. Eso no quita, por supuesto, que no haya objetos de valor dentro (eso sí, ahora son opcionales). Dentro de los templos podremos encontrar Mineral Maestro, una suerte de metal con el que reforjaremos nuestra espada, o túnicas de colores.

En cuanto al apartado de jugabilidad, dos nuevas mecánicas de juego se añaden al plantel: La transformación en pintura y la barra de vigor. La primera nos permitirá fundirnos con la pared para así sortear obstáculos de otra manera imposibles. Esta habilidad, conseguida en las primeras horas del juego, será nuestra principal aliada a la hora de resolver los puzles que nos presente la aventura. La segunda sustituirá nuestra munición de bombas y flechas, y se agotará gradualmente cada vez que usemos nuestros objetos para después volver a llenarse.

Link usando su nueva habilidad para cruzar unos barrotes
Link usando su nueva habilidad para cruzar unos barrotes

Si hablamos de la estructura de los templos, podemos observar que están realmente bien diseñados y definidos. Todos juegan mucho con la verticalidad, dando una increíble sensación de profundidad. Quizá el único pero en este apartado es que todos se quedan algo cortos.

No podía faltar StreetPass en este juego. Como funcionalidad añadida, en Kakariko conoceremos al Yayo StreetPass, que nos contará la mecánica de este minijuego. Si nos encontramos a alguien con el juego mediante SP, su Link llegará a nuestra consola como forma de Shadow Link, al que tendremos opción de derrotar para obtener suculentas rupias (ideal para comprar nuestros objetos de manos del avaro Ravio) y codiciados logros, 50 en total.

Me he dejado para el final el apartado sonoro, simplemente porque es el aspecto más pulido de este juego. Una banda sonora épica nos acompañará durante toda nuestra aventura. Puedo decir sin exagerar que me he pasado mis cinco horas en el Bar Lácteo de Kakariko escuchando las covers de guitarra y flauta de la banda sonora. Desde luego, una gozada para nuestros sentidos.

En este bar te pasarás la mayor parte del tiempo, te lo digo yo
En este bar te pasarás la mayor parte del tiempo, te lo digo yo

En definitiva, A Link Between Worlds es una más que digna secuela de su hermano de SNES, que hará las delicias tanto de veteranos de la saga como de nuevos visitantes de Hyrule.

Lo mejor:

  • Su banda sonora.
  • La funcionalidad de StreetPass.
  • El Hyrule de ALTTP, siempre excelente.
  • Por fin tenemos un Zelda para portátiles decente tras mucho tiempo.

Lo peor:

  • Mazmorras cortas.
  • Como villano, Yuga no destaca demasiado.
  • Bosses inusualmente fáciles.
  • Pocas sidequest aparte de las típicas de buscar piezas de corazón.

One thought on “Review: The Legend of Zelda, A Link Between Worlds

Elzhevir
Elzhevir el 22 enero, 2014 a las 23:09 dice:

Cojonudo. Magnífico. Estaba ardiendo en deseos de leer esto, tío. Buen trabajo! ^^

Deja un comentario