[Review] Tales Of Xillia



OMR Madrid - 10/07/2014 19:14 h

tales-of-xillia-logo

En Otaku Music Radio llevamos pensando en analizar desde hace algunos meses algunas sagas de videojuegos y, en particular, debido al creciente auge de la saga “Tales Of” ésta fue una de las elegidas.

Empezamos recorriendo la última entrega de esta saga de sobremesa de Sony. Hablamos nada más ni nada menos que del Tales Of Xillia, el cual será acompañado dentro de un mes por su segunda parte, el Tales Of Xillia 2.

Tales of Xillia, el decimotercer juego de la saga, vio la luz en nuestro país en concreto hace casi un año (el 09 de Agosto de 2013) precedido por un notable Tales of Graces F. ToGF quizá no alcanzó las expectativas generadas por su salida, pero sin duda abrió el apetito de todo fan de la saga de Hideo Baba. Como curiosidad, este Xillia nos llegó con dos años de retraso con respecto a Japón, algo que poco a poco Bandai Namco esta logrando subsanar.

Milla Maxwell y Jude Mathis, protagonistas de la historia.
Milla Maxwell y Jude Mathis, protagonistas de la historia.

Nos situamos esta vez en el mundo de Rieze Maxia, donde conviven humanos y espíritus protectores compartiendo un maná cada vez más escaso debido a los experimentos del Reino de Rashugal.  El juego empieza justo antes de comenzar el meollo de historia, con una importante decisión, ya que se nos presentan de entrada a los protagonistas Jude Mathis y Milla Maxwell. El poder elegir si vivir la historia de Jude o la historia de Milla es una de las principales características de este Xillia.

Elijamos lo que elijamos, el juego transcurrirá con normalidad exceptuando algunos momentos en los que Jude y Milla no coinciden físicamente, en los que sin duda tendremos que vivir los dos casos para comprender la historia que nos ofrece el juego en su totalidad. Aunque, todo sea dicho, la trama de Milla se ve más descompensada comparádola con la de Jude, bastante más completa que la de su compañera.

Envueltos en unos maravillosos decorados y en unos quizá algo agobiantes y cerrados pasajes entre ciudades u objetivos, iremos avanzando en nuestro objetivo principal rodeados de divertidas y muy completas sidequests, que iremos completando conforme avancen los acontecimientos de la trama principal. Nos encontramos con una duración de juego bastante elevada si las sidequests anteriormente mencionadas nos encandilan por el camino (y no son precisamente pocas), hasta llegar a una de las batallas finales más emotivas y épicas de la saga.

Como todo Tales Of, presenta novedades con respecto a sus anteriores entregas:

Combate y Pj:

Comenzamos fuerte, pues el estilo de combate de este Xillia es muy diferente al de Tales of Graces F y, aunque siga su estela, se notan notables mejorías. En primera instancia nos olvidamos de los puntos de acción de Graces volviendo a los TP, mucho más abundantes, que nos permitirán desde un principio gozar de extensos combos que harán las delicias de los fans. Además, se presenta el sistema de combate vinculado donde dos de nuestros personajes lucharán en pareja beneficiándose cada uno de las habilidades del otro, creando increíbles combos, efectos y movimientos distintos e ilimitados. Ésto dotará a cada combate de un dinamismo extra (y los combates de la saga no es que no sean suficientemente dinámicos). Un único punto “malo” (recalcando el entrecomillado) es que, aunque las Artes de esta entrega sean una auténtica bestialidad en el apartado épico/gráfico (siendo impresionante el Mystic Arte de Milla), cuando se juntan muchas de estas maravillas visuales hay un notable bajón en los fps del juego. Aunque esta contrariedad empañe ligeramente este fantástico apartado no logran desmejorarlo en absoluto.

Y antes de seguir, destacar de nuevo en esta sección el IMPRESIONANTE combate final, pues a nivel personal es sin duda alguna uno de los combates que más emociones ha logrado transmitirme y también transportarme de lleno dentro del juego.

tales-of-xillia-analisis-del-rpg-ps3-L-H67PlX

Al igual que en toda entrega, a medida que avancemos iremos encontrando nuevos aliados y personajes. Esta vez nuestro equipo estará conformado por seis personajes: los ya citados Jude y Milla, el mercenario Alvin (que hará las veces de tanque del grupo y personaje arquetipo de chulo y preferido de la mayoría de los fans, lo que le convierte un personaje verdaderamente interesante), la encantadora Elize junto al carismático muñeco Teepo (que dará el toque cómico a cada una de las escenas donde aparezca), el enigmático Rowen (el miembro más anciano de la formación) y la alegre Leia, amiga de la infancia de Jude. La relación entre los personajes, como siempre, irá evolucionando a lo largo de los acontecimientos de la historia junto con las tramas secundarias de cada uno de los miembros del grupo, y, por supuesto, con los archiconocidos skits donde podremos ver como es cada personaje con mucha más profundidad.

Cada uno de los miembros del grupo de Jude y Milla gozará de distintas artes en combate desarrollándose gracias a los Orbes de Lilio, que nos recuerdan al tablero de orbes de Final Fantasy X; lo cual implica una forma sencilla y libre de desarrollar a nuestro personaje según nuestro criterio. Además podremos personalizar la imagen de éstos a nuestro gusto conforme vayamos desbloqueando complementos para los trajes de cada uno, siendo la mayoría cómicos (exceptuando algunos que complementan a la perfección la imagen de nuestros personajes).

Mundo:

Otro de los cambios sustanciales en esta nueva entrega llega en las tiendas, puesto que esta vez tendremos que aportar mucho para conseguir nuevos objetos y mejoras. Esto forma parte de la propia historia del juego. En Rieze Maxia el gremio de comerciantes ha ido disminuyendo debido al ingente número de monstruos que ha ido apareciendo en los caminos comerciales, lo que causó que volvieran a un sistema de comercio basado en el apoyo entre comprador y vendedor. Por lo tanto, el jugador deberá ir donando materiales a cada tienda con el fin de ir mejorándola para obtener productos de mayor calidad.

Estos materiales los iremos obteniendo a lo largo de nuestras intensas batallas y recorriendo las zonas entre nuestros distintos destinos. Con esto empezamos a hablar de otras novedades de este Xillia, su mundo:

timthumb
Imagen “in game” de la ciudad de Xian Du

Si ya algunos nos llevamos las manos a la cabeza con la desaparición del mundo abierto tan característico de Symphonia o de Vesperia en Graces, aquí encontramos otra vez esa especie de mundo, pero que no nos da la libertad total que nos daban entregas más antiguas. Esto parece que cambiará para el próximo Tales of Zestiria, el cual se espera con ansia en todo el mundo. Nos encontramos esta vez con extensas y geniales zonas donde los cofres, bolsas, secretos y enemigos estarán a la orden del día, y aunque sean muy vistosas siguen siendo cerradas y lineales, restándole esa libertad de la que gozábamos en anteriores entregas de la saga. De todos modos no todo es un punto negativo en esto puesto que son zonas gráficamente preciosas, algo de lo que carecía el mundo abierto de los anteriores entregas.

Siguiendo en el terreno orográfico/visual de esta decimotercera entrega de la saga, nos encontramos con las ciudades. Son sin duda alguna un atractivo enorme de esta entrega, una maravilla para la vista. Por ejemplo, ciudades como Xian Du deleitan nuestros globos oculares con un diseño precioso a la par que imaginativo.

En cuestión de mazmorras, volvemos a carecer de puzzles al haber apenas un par en todo el juego, siendo éstos extremadamente facilones, aunque también aportan una mejora en el apartado gráfico. Se recorren fácilmente y están repletas de combates.

Banda Sonora:

Llegando al apartado musical, el señor Motoi Sakuraba vuelve a componer una obra Tales Of haciendo un trabajo altamente notable, con ayuda de la archiconocida Ayumi Hamasaki y su “Progress”, y creando uno de los openings más interesantes y geniales hasta la fecha en la saga. Se trata de un apartado que siempre es de agradecer en la saga Tales Of, pues las pegadizas melodías del maestro Sakuraba, que sabe aderezarlas en su justa medida con toques épicos y ampulosos, son siempre bienvenidas por ayudar a completar la experiencia de juego.

Una vez analizado a grosso modo, y siendo la experiencia de juego algo personal (por lo que debéis sacar vuestras propias conclusiones) toca puntuar a esta obra de Hideo Baba:

Jugabilidad: 8 – Hablamos de un Tales Of, y si eres seguidor de la saga no vas a tardar absolutamente nada en pillarle el truco a cada parte del juego. Facilón en este aspecto, falla levemente en cuanto al tipo de mundo pero realza esta sección con su ingente cantidad de sidequests, además de la tremenda historia principal, que cómo no, goza de giros totalmente inesperados y momentos clímax de digna mención.

Gráficos: 9 – Precioso, y se acabó. El apartado gráfico de Tales Of Xillia brilla por su presencia, un mundo que a pesar de su linealidad está muy muy cuidado, algo que resalta aun más en cada una de las ciudades y mazmorras del juego.

Música: 8 – No es de los mejores trabajos de Sakuraba, pero aún así hablamos del compositor de Baten Kaitos, Eternal Sonata o cualquiera de los otros juegos de la Saga Tales Of, con temas que se te quedaran en la cabeza durante semanas. Además cuenta con Ayumi, la cual ayuda a redondear esta sección.

Experiencia: 7 – Quizá no sea la obra maestra de Hideo Baba, pero sin duda alguna es un juego que han sabido cuidar y lograr a pesar de ir a contrarreloj. Al parecer, Hideo Baba se vio bastante apresurado para terminarlo antes de la fecha prevista, por lo que se produjeron algunos errores que al parecer se han visto subsanados en su segunda entrega. Aún así sigue siendo sin duda una notable experiencia.

Reto: 7 – Llegamos al debate, pues como reiteraré a lo largo de esta saga, la dificultad de los Tales Of ha bajado considerablemente. En sí es un juego relativamente fácil en dificultad “Dificil” si has jugado anteriormente a otras entregas de Tales Of o si le pillas rápidamente el truco. Sin embargo, algunos jefes pueden llegar a ser un verdadero infierno.

Gratificación: 8 – Si eres fan de la saga coincidirás conmigo en que Xillia es un gran juego, aunque quizá no está dentro del Top 3 puesto que estamos hablando de que compite con títulos como Vesperia o Symphonia. Aún así, presume de divertir, enganchar y, por supuesto, emocionar. Toda una delicia.

Conclusión: Tales Of Xillia presume de ser un juego que todo fan de la saga debe tener en su estantería y que todo fan del JRPG o del RPG en general debería al menos probar: una historia muy interesante, personajes profundos y carismáticos, enemigos que casi gustan más que muchos personajes aliados (e incluso que del propio grupo), y, por supuesto, uno de los combates finales más épicos recordados en la saga.

Deja un comentario