[Review] La chica a la orilla del Mar



OMR Madrid - 24/01/2015 11:21 h

Hace ya un tiempo, Milky Way Ediciones nos sorprendía con una licencia que nadie esperaba; una editorial pequeña nos traía un manga de un autor que estaba muy lejos de triunfar entre las grandes masas y enfocado a un público que las otras editoriales habían dejado un poco de lado.

La chica a la orilla del Mar (うみべの女の子, Umibe no onna no ko) es un slice of life dramático publicado entre 2009 y 2013 en la revista Manga Erotics F. Por el nombre de la revista quizás podáis intuir parte de su contenido, si no es así os lo adelanto: es un manga con bastantes escenas sexuales, así que si sois menores de edad, no es apto para vosotros ;).

Su autor, Inio Asano, es alabado por crítica y público tanto por la calidad de su narrativa como por su dibujo detallista y preciosista, aunque a veces es criticado en algunas de sus obras por su excesiva complejidad a la hora de comprender el mensaje. Sin embargo, el manga que quiero reseñar hoy no entra dentro de esa crítica, y por eso creo que Milky Way hizo una excelente elección al comenzar su andadura de licencias más “grandes”.

En un pueblo costero de aspecto decadente viven Koume e Isobe, dos adolescentes de secundaria bastante normales; no destacan físicamente, ni en sus calificaciones, ni en el deporte. Isobe está enamorado de Koume y es bastante callado en público, pero en privado es borde y egocéntrico. A Koume le chiflan los guaperas, y  con uno de ellos llamado Misaki tendrá un desengaño del que saldrá bastante herida. Así, Koume e Isobe comenzarán una relación bastante complicada, basada únicamente en lo sexual y que fuera del apartamento de él es como si no existiera. No tardarán demasiado en darse cuenta de que es muy difícil dejar los sentimientos de lado. Isobe se sentirá utilizado y Koume confundida, correrán rumores por el instituto y los celos pronto saldrán a flor de piel.

Durante el transcurso de la historia iremos viendo algunas narraciones secundarias, como la relación (esta vez mas normal) de Keiko y Kashima, compañeros de instituto de nuestros protagonistas, o la superación del trauma de Isobe tras la muerte de su hermano.

Es posible que el argumento en frío pueda parecer de una comedia romántica, pero nada más lejos de la realidad. Estamos ante un drama realista puro y duro, donde los sentimientos importan más que cualquier otra cosa y apenas se pierde el tiempo en banalidades. En las casi 400 hojas que dura la historia Asano no pierde el tiempo y no da puntada sin hilo, cada palabra y expresión nos muestra la indiferencia, el dolor o la rabia que sienten cada uno de los personajes, y creo que es el punto clave de esta obra al no haber grandes giros de guión ni personajes carismáticos que eclipsen la historia: es la cruda realidad de dos adolescentes que no tienen ni idea de que hacer con sus vidas y al embarcarse en esa relación sienten cosas que no habían sentido antes – cosas que nosotros mismos podríamos haber sentido, algunos incluso pueden sentirse identificados – y no saben cómo reaccionar ni como actuar ante ciertas situaciones.

La narración es buena, sin llegar a destacar, sin embargo el dibujo es magnífico. No veréis un fondo vacío, ni personajes en segundo plano con caras deformes, todo lo contrario. Cada detalle está medido al milímetro y las luces y sombras están proyectadas con asombrosa maestría. Al estar ambientado en un pueblo costero, la lluvia es algo habitual – además de aportar un toque dramático excelente – y Asano la traza como finísimas líneas blancas que abarcan toda la escena, una técnica impecable. Caben destacar los paisajes, de ambiente marítimo donde la arena, la espuma del agua y los rompeolas se combinan de forma magistral dando lugar a una atmósfera de tranquilidad y despreocupación total, y los ambientes vegetales, en los que la claridad de las hojas más altas contrasta con la penumbra de las más bajas.

Supongo que sabréis que en Japón el contenido pornográfico no puede ser publicado sin censurar – si no lo sabíais, ya lo sabéis – así que el autor ha utilizado para ello un método que me ha resultado bastante curioso. Alejándose de las típicas rayas negras, Asano optó por algo mucho más sutil dejando las partes a censurar con un dibujo sin rellenar, apenas con líneas de contorno, y que deja a la imaginación del lector parte del trabajo.

Es además muy destacable la edición que nos ha traído Milky Way a España; aunque estamos ante el típico formato rústico con sobrecubierta, regalan dos marcapáginas y un póster con las compras en su página web, y el envío es gratuito a toda España. Es un diez total para la editorial.

Sin embargo, me gustaría puntualizar que la traducción no es todo lo buena que podría ser, si bien solo flaquea en algunos detalles, y no va a hacer que el lector disfrute menos de la obra es un detalle a mejorar.

Las portadas de la edición española

 

Lo mejor
  • El dibujo preciosista
  • La gran carga emocional que transmite
Lo peor
  • Algunos detalles de la traducción.
A destacar
  • La edición y cuidado. Milky way pone mucho mimo en todo lo que hace.


Nombre: La chica a la orilla del mar
Mangaka: Inio Asano
Fechas de Publicación: 2009-2013 Tomos: 2
Género: seinen

Deja un comentario