[Review] Kill la Kill


y
OMR Madrid - 3/08/2014 14:49 h

Kill la Kill

Como muchos sabréis, Kill La Kill fue posiblemente uno de los animes que más ha llamado la atención de la pasada temporada de otoño. Aunque quizás un poco tarde (pero más vale tarde que nunca), desde Otaku Music Radio hemos querido traeros una review de este fenómeno del anime que en su último día de difusión ha logrado ser TT en Twitter en España.

Podríamos empezar a definiendo Kill la Kill como un una serie anime que puede tener fanservice sin importar por ser relevante para la trama. Ya de partida había generado muchas expectativas en el mundillo otaku ya que su director, Hiroyuki Imaishi, también lo fue de una de las series más reconocidas del mundillo, Tengen Toppa Gurren Lagan, lo cual provocó una avalancha de fans impacientes ante su nuevo trabajo tras haber dejado Gainax.

Uno de los principales puntos de interés de la serie es su evolución: los primeros capítulos pueden recordarnos a un “School life” de peleas (como por ejemplo, Verítas) y posiblemente no genere interés en todos los públicos en caso de que no haya interés por los combates o las referencias a otros animes. Sin embargo, a partir del capítulo 11, la situación cambia radicalmente manteniendo un constante interés del público por su continuación y desarrollo.

Analizando la historia desde el punto de vista argumental, Kill La Kill no supone una auténtica revolución en el mundo del anime: una chica llega a escuela para cargarse a la jefaza de la misma por sospechar que mató a su padre, sin embargo, este típico argumento nos lleva a un anime lleno de juegos de palabras y referencias tanto culturales como al mundo del anime.

Una de las referencias culturales que podemos encontrar es en el primer capítulo, con un profesor dando una lección de historia sobre el nazismo previo a la segunda guerra mundial. Esto puede interpretarse como una alegoría al régimen dictatorial de Kiryuiin Satsuki, presidenta del consejo estudiantil y “mandamás” del instituto, repitiéndose este tipo de detalles en todos los capítulos en los que hay lecturas en clase.

Como también hemos comentado, el fanservice está justificado e incluso en muchos casos sirve para transmitir mensajes o ideas secundarias, por ejemplo, el “uniforme de marinera” o “seifuku” se pronuncian en japonés igual que “conquista”, “fascism” (fascismo) tiene una similitud con “fashion”, e incluso encontramos referencias en el propio nombre, ya que Kill (verbo matar o cortar en ingles) en japonés se pronuncia kiru, que significa “llevar ropa”.

También podemos encontrar una serie de referencias a otros animes o videojuegos, por ejemplo, en el caso de Jojo’s Bizarre Adventure, podemos encontrar un momento en el que la familia de Mako va a ver una batalla de Ryuko a una tienda llamada “Stardust Electronics” (Stardust Crusaders es el nombre de la temporada de Jojo’s Bizarre Adventures actualmente en emisión).

Jojo's Bizarre Adventure
La forma de ver la tele es similar a la de “Hermit Purple”, el stand de Joseph Joestar, el cual utiliza para obtener información de cualquier tipo.

También nos encontramos con referencias a videojuegos, como es el caso de Touhou:

klk

Volviendo al tema del fanservice, no sería un error afirmar que a la vez que justificado es totalmente irrelevante. En Kill la Kill podemos ver una de esas series en la que la protagonista lleva un uniforme marinero y de repente se tranforma al estilo Magical Girl enseñando lo máximo permitido por la ley, pero en el fondo no acaba de importar porque ello lleva a una escena de batalla que puede llegar a ser muy épica, con una gran animación y fluidez de movimiento y por supuesto, de una gran epicidad. Uno de los ejemplos de esto lo podemos encontrar en el siguiente vídeo, que representa una escena de batalla del capítulo 10 en la que suena música clásica de fondo.

Analizando la serie a nivel de animación, es bastante mejorable. Si bien no nos encontramos con muchas proporciones totalmente descuadradas, muchas veces, analizando escenas, nos percatamos de que los personajes de fondo son un copy-paste unos de otros (literalmente) y no están dibujados con mucho detalle, sin embargo, el autor posiblemente lo ha hecho pensando en el intento de destacar la atención del seguidor de la serie en los personajes principales (los cuales sí que están dibujados con mayor detalle) y hacer parecer a los personajes que aparecen de fondo (que ni siquiera podemos interpretar como secundarios, ya que no tienen para nosotros ni nombre ni rostro) como totalmente irrelevantes e inexistentes, con vidas vacías de sentido y que no aportan absolutamente nada para la trama.

Por otra parte, podemos fijarnos en que el color rojo predomina sobre todos los demás, lo cual nos recuerda siempre a un baño de sangre. Otro detalle también es la enorme cantidad lucecitas y estrellas que aparecen en ciertos momentos, notablemente de forma previa a una gran batalla, que parece venir heredado de Tengen Toppa Gurren Lagan.

Posiblemente, a nivel de diseño de personajes, se pueda considerar la serie como bastante interesante. Nos encontramos al principio con unos personajes que nos dan aspecto de tener una personalidad plana o casi nula, pero poco a poco van evolucionando a medida que se nos van revelando aspectos diferentes de la trama. Esta evolución es particularmente fuerte en Satsuki, la Presidenta del Consejo Estudiantil, y en sus amigos y seguidores, y la podemos notar especialmente a partir del plot-twist del que hemos hablado anteriormente y que, recordemos, marca un cambio de la dinámica general de la serie.

Uno de los aspectos más destacables de esta serie es la banda sonora, que nos ha dejado con temas como “Before my body is dry”, que podréis reconocer por su “Don’t lose your way” en el estribillo. Además de los dos openings y endings, también podemos encontrar diversos temas de rap, lo cual será posiblemente una característica de gran parte de las obras que sace Trigger a partir de ahora.

En conclusión, nos encontramos con una serie que destaca por encima de la media y que sin duda puede resultar como gran entretenimiento para prácticamente cualquier persona que no tenga miedo a ver fanservice de cualquier tipo y que le apetezca disfrutar con un anime de batallas épicas.

Lo mejor
  • Es una serie muy entretenida, que mantendrá a la mayoría del público pendiente del siguiente capítulo debido a sus cliff-hangers
  • Una banda sonora más que destacable, que en muchos casos acompaña escenas de batalla.
  • Si te gustan las referencias, Kill la Kill incorpora unas cuantas: Touhou, Jojo’s Bizarre Adventure…
Lo peor
  • Es posible que muchas personas se lleven decepción por esperarse un segundo “Tengen Toppa Gurren Laggan” por parte de Imaishi, son obras independientes y sin relación y deben de ser tratadas como tal.
  • El último capítulo ha sido quizás demasiado precipitado, puede causar la decepción de algunos públicos tras los cliff-hangers de los anteriores capítulos.
A destacar
  • El uso de fanservice en la obra sigue siendo un arma de doble filo, puede ser considerado como excesivo y no gustar a algunos públicos, mientras que puede ser un reclamo para otras personas.
  • En su momento, Kill la Kill tuvo una gran popularidad, llegando a ser incluso TT de Twitter en España durante la emisión de su último capítulo, cosa que raras veces, si no ninguna, ha sucedido en nuestro país.

 

Deja un comentario